15 de enero de 2014

Roscos fritos de mi madre



Parece increíble que me gustasen tanto estas rosquillas cuando era pequeña y que de mayor no las hubiese hecho nunca. Esta receta me traslada a la cocina que tenían mis padres cuando yo era pequeña, con ese mobiliario de los años 80 y esa vajilla (que toda España compartía por aquel entonces) con los platos de color miel o verdes y los vasos de agua con los deditos en la parte inferior. Cuando mi madre se ponía a hacer estos roscos yo le ayudaba sentada como una mona con mi platito de azúcar molido por delante y esperando a que me diese los roscos recién fritos para pasarlos por el "azuquilla". Una vez fríos, mi hermano Manolo y yo esperábamos ansiosos que nos diera a probar lo tiernos y ricos que habían salido. Esta es una receta de las antiguas, de las ricas ricas de verdad que seguro que haréis a menudo.




Ingredientes: (para unos 30 roscos o más)
  • 3 huevos. (Luego fueron 4 porque tengo la costumbre de poner siempre un huevo de más en las recetas de bizcochos y dulces).
  • 3 cucharadas soperas de leche por cada huevo. (En este caso son 9 cucharadas).
  • 3 cucharadas de aceite de oliva por cada huevo. (En total son 9 cucharadas).
  • 4 cucharadas de azúcar por cada huevo. (Es decir, 12 cucharadas).
  • La ralladura de un limón.
  • 1 sobre de levadura Royal.
  • 750 gramos de harina.
  • Azúcar glas y azúcar normal mezcladas para rebozar los roscos ya fritos. Según mi madre se deben mezclar para que el azúcar no sea absorbida del todo por la rosquilla y desaparezca (lo cierto es que funciona).


Preparación:
  1. Separamos  las claras y las montamos a punto de nieve, luego incorporamos las yemas y seguimos batiendo.
  2. A continuación  añadimos el azúcar y batimos hasta que veamos que se ha disuelto; luego llega el turno de la leche, del aceite y de la ralladura de limón, y volvemos a batir para integrar todos los elementos. Lo último que incorporaremos será la harina. Después de batir de nuevo, dejamos reposar una media hora.
  3. En una freidora o una sartén honda ponemos aceite de oliva en cantidad junto con un trozo de la piel de una naranja y de un limón. Dejamos freír para aromatizar el aceite y después retiramos la piel de la naranja y del limón.
  4. Luego viene la tarea más complicada, que es freír los roscos. Engrasamos la encimera y las manos y cogemos una bolita de masa, hacemos un churro largo lo cerramos y lo echamos al aceite procurando que caigan derechos y no se deformen. Una vez fritos los ponemos sobre papel absorbente y, a continuación, los pasamos por el azúcar que tendremos mezclada. 
  5. Una vez listos y fríos los guardamos en fiambreras herméticas y se mantienen fenomenal.


Espero que disfrutéis de este dulce tanto como yo he disfrutando compartiendo esta receta. Besitos 

24 comentarios:

  1. Hace un monton que no como roscos, en los ultimosmles puse anis, los tuyos llevan limón que también le da muy buen sabor. Un receta familiar de las que me gusta. Bss

    ResponderEliminar
  2. MMMMMM ¿Quién no quiere levantarse por la mañana y atracarse con ellos? ¿Nos mandas unos pocos? Te han quedado de maravilla.
    Un besito de parte del escondite del dulce

    ResponderEliminar
  3. si es que no hay nada como esas recetas que nos hacian nuestras madres y para muestra estos roscos que estan impresionantes!! bicos

    ResponderEliminar
  4. Están dicendo cómeme. Unos bonitos recuerdos. Besos Olimpia.

    ResponderEliminar
  5. Que pintaza que tiene estos roscos. Las recetas de las mamas son las mejores. Besitos de Las Chachas

    ResponderEliminar
  6. Que pinta mas rica tienen¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  7. Qué ricos y que receta mas buena ! Me acuerdo de esas cocinas )) un beso y gracias por compartir cosas tan ricas.

    ResponderEliminar
  8. Que apetitosos ficaram adoro bolinhos fritos, deliciosos e muito bonitos.

    Beijinhos

    ResponderEliminar
  9. Si es receta de tu madre seguro que esta buenísima, las recetas de madres y abuelas suelen estar riquísimas

    ResponderEliminar
  10. Ficaram tão lindas,apetece mesmo levar umas quantas
    Tenho a certeza que ia adorar
    bj

    ResponderEliminar
  11. Con la vajilla me has traslado a la infancia.....aun me queda alguna pieza no creas jajaja. Pero con los roscos también, y es que para mi era una fiesta cuando los hacía mi madre. Porque llevan algo de tiempo y ella no tenía mucho. Me han entrado ganas de hacerlos.
    Besinos

    ResponderEliminar
  12. Estos roscos me llevan a mi a recordar cuando era pequeña y hacía cosinas con mi abuela. Ella también hacía unos roscos de vicio total, era imposible dejarlos enfríar. Estoy segura que los de tu madre están rebuenos, solo hay que mirar las fotos y es que salta a la vista.

    Besiness

    ResponderEliminar
  13. Que delicia!!!!Me tomaría uno ahora mismo!!!
    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  14. Están impresionantes esas rosquillas... de lujo!!! Una de esas recetas que tenía pendiente buscar y probar por una serie que he seguido durante mucho tiempo y que una de las protas siempre las hace :)
    besos

    ResponderEliminar
  15. Hola preciosa!
    Impresionantes roscos, éste año tuve la oportunidad de probarlos, porque una chica de España, vino a vivir a México y me envío roscos, la verdad me encantaron, así que tomo nota, las fotos preciosas comos siempre!
    Un besito enorme

    ResponderEliminar
  16. Y lo mejor los recuerdos ¿Verdad?
    Claro que estas recetas "con solera" son las que realmente triunfan siempre.
    Besazos.

    ResponderEliminar

  17. Hola acabo de conocer tu blog por una amiga y veo que esta lleno de amigas Blogueras, me encantan las rosquillas a mi también me recuerdan a mi infancia, te han quedado preciosas por cierto mi madre les pone bicarbonato pero yo levadura. Bueno que me quedo de seguidora si quieres visitar el mio te dejo el enlace
    Besinos
    http://eltoquedebelen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  18. Acabo de llegar a tu blog y como lo que visto me gusta, me añado a tu lista de seguidores.
    Un saludo
    Jorge.

    ResponderEliminar
  19. Uuummm, que buenos estos roscos, son iguales que los que hace mi madre.
    Un saludo y buen finde

    ResponderEliminar
  20. Estoy obsesionada con la receta de estos roscos fritos de toda la vida que nada tienen que ver con los comerciales, creo que de todas las recetas que he recopilado la de tu madre es la que más se parece. En el pueblo de mi novio hay una mujer que los hace pa morirse y me encantaría llegar algún día a prepararlos como ella, tan tiernos y sabrosos sin empalagar y ese saborcito de fondo de la ralladura...
    Es uno de mis dulces tradicionales caseros favoritos (junto con los pestiños de miel y las torrijas), gracias por compartir la receta.

    ResponderEliminar
  21. Jo, qué ricos tienen que estar! En mi casa también solíamos prepararlos a menudo. Creo que es una receta clásica que todas nuestras madres han hecho en algún momento.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  22. Acabo de conocer tu blog por casualidad y me ha encantado, te invito a que conozcas el mío se llama www.tardedehadas.com , un saludo

    ResponderEliminar
  23. Hola Olimpia, me gusta tu blog y he hecho varias recetas que han quedado riquísimas pero me gustaría decirte que le des un poco más de intensidad al color, el indice me cuesta leerlo de lo apagado y no creo que sea de mi ordenador porque otros blog los veo bien.

    ResponderEliminar