5 de febrero de 2014

Gratinado de verduras



¡Menuda cantidad de brócoli, espinacas y coles nos estamos dando con el tema de recibir las cajas verdes en casa!. Como todos sabemos, son verduras típicas de invierno y hay que consumirlas en su  tiempo. Lo cierto es que me encantan y puedes prepararlas de formas tan diversas que no tienes que renunciar a un plato realmente delicioso.
Esta receta es "Made in mi amiga Mariangeles". El pasado puente de la Inmaculada fuimos a su casa en la sierra de Sevilla para preparar pestiños para las Navidades, y nos deleitó una noche con este gratinado tan tan rico y tremendamente sano. No he dejado de prepararlo y sobre todo, se ha convertido en parte de nuestro menú semanal. Seguro que os gusta.




Ingredientes:
  • Brócoli (la cantidad que desees).
  • Espinacas (yo puse una bolsa de espinacas frescas).
  • Patatas (la cantidad que desees).
  • Puerro.
  • Queso parmesano.
  • Queso rallado para gratinar.
  • Un brik pequeño nata líquida.
  • Bechamel (opcional, yo no la suelo poner para restar un poco de calorías al plato).
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal y un poco de pimienta.




Preparación:
  1. Patatas: pelamos y picamos las patatas como para tortilla (a mí me gusta picarlas a rodajas muy finitas), las disponemos en una fuente apta para microondas, añadimos un poco de puerro picado, sal, pimienta y un buen chorreoncillo de aceite de oliva virgen extra. Metemos en el microondas tapando con el salvasalpicaduras y dejamos cocer, removiendo de vez en cuando (en mi microondas a máxima potencia tardan unos 20 minutillos en hacerse). Cuando terminen de hacerse, le echaremos en caliente un chorreoncillo de nata líquida y dispondremos las patatas en la base de la fuente refractaria que vayamos a usar para el gratinado.
  2. Brócoli y espinacas: cocemos el brócoli en agua hirviendo hasta que esté tierno o bien lo hacemos al vapor. Con las espinacas haremos lo mismo, las coceremos o bien las haremos al vapor. Una vez listas las espinacas, las mezclaremos en un bol con un poco de nata líquida.
  3. Colocación por capas: Una vez listas todas las verduras, montamos el gratinado. Primero la capa de patatas que tenemos tiernas con un poco de nata líquida. Sobre esa base disponemos lonchitas de queso parmesano que sacamos de la cuña con el mondador de patatas. A continuación, las espinacas con ese poquito de nata también, sobre esta capa de espinacas ponemos de nuevo las lonchitas de queso parmesano. Por último dispondremos los ramilletes de brócoli echando lo que haya quedado del brik de nata líquida, o bien podemos poner la bechamel que hayamos preparado o comprado ya hecha. Espolvoreamos queso rallado (me encanta la bolsa de los 3 tipos de queso para gratinar).
  4. Gratinado: Metemos al horno precalentado a 200 grados y gratinamos hasta que el queso esté bien doradito.



Os va a encantar y podéis añadir o cambiar las verduras según os plazca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario