17 de septiembre de 2014

Cheesecake con aguacate y mermelada de frambuesa

Desde pequeña me encantaban las tartas que fuesen fáciles de hacer, recuerdo que mi madre siempre contaba que un día estando en la peluquería una señora le dio la receta de tarta de manzanas más fácil y rica del mundo, no tenía complicación ninguna y, desde ese día pasó a formar parte de nuestro repertorio repostero habitual. Con esta tarta de queso que os traigo hoy os va a pasar igual, es tan fácil, tan rápida y tan exquisita que seguro que pasa a ser una receta imprescindible, tan sólo necesitamos 8 o 10 minutos de horno y una batidora de toda la vida. He de aclararos que adoro las tartas de queso y como además siempre tengo  circulando por mi nevera uno o dos aguacates, pensé esta es mi tarta. 

Además he preparado la base con galletas Digestive de las que he recibido en la caja de Degustabox que este mes están que se salen ya que si presentáis el código 4AH91, obtendréis un descuento siendo el precio final de 9,99 euros en vez de 14,99 euros para la primera caja, así que poneos en marcha y os dais un capricho.

Ingredientes:
             Base crujiente:
    • 60 gramos de galleta Oreo.
    • 60 gramos de galletas tipo Digestive (estas me venían en la caja de Degustabox).
    • 50 gramos de mantequilla.

               Cheesecake:
    • 120 gramos de crema de queso.
    • 1 aguacate en su punto.
    • 180 gramos de leche semidesnatada.
    • La cáscara de medio limón.
    • 5 gramos de gelatina neutra en polvo.
    • 1 cucharadita de agua fría.
    • 1/2 cucharada de esencia de vainilla.
    • 50 gramos de azúcar.
    • Mermelada de frambuesas.

Preparación:
  1. Preparamos la base de galletas triturando las galletas y añadiendo la mantequilla fundida y mezclamos hasta que se forme una masa uniforme. Forramos un molde desmoldable y ponemos la base de galletas presionando un poco y metemos al horno 180 grados unos 8 minutos. Dejar enfriar.
  2. Para la Cheesecake en un cazo ponemos la leche, el azúcar, la vainilla y la cáscara de limón y dejamos a fuego suave hasta que rompa a hervir. 
  3. Mientras en un vaso ponemos la cucharada de agua fría junto con la gelatina y removemos y dejamos unos 5 minutos. Una vez que nuestra leche en el cazo haya hervido le sacamos la cáscara de limón y le ponemos la gelatina y removemos hasta su completa disolución.
  4. Pelamos el aguacate y lo ponemos en el vaso de la batidora y le incorporamos la crema de queso y parte de la leche que hemos hervido y batimos bien hasta que esté todo molido. Añadimos el resto de la leche y volvemos a batir hasta que nos quede una crema.
  5. Vertemos la crema sobre la base de galletas que tenemos en el molde y dejamos enfriar al menos dos horas en el frigorífico. Una vez lista, desmoldamos con cuidado y le ponemos la mermelada. Y ya está lista para servir.

Aclaraciones:
Con estas medidas sale una tarta de queso para un molde más bien pequeño y aún así sale un poco bajo de altura. Si queréis que salga con más grosor optar por el doble de ingredientes.
Es una tarta que debe consumirse, a ser posible, en el día ya que el aguacate tiende a oxidarse un poco.
Es una tarta diferente, no demasiado dulce y con un toque crujiente delicioso.
Fuente de inspiración : Bake-Street.com

14 comentarios:

  1. Buenos días, guapa!!
    La tarta si es que me la comía yo sola y más facilita de preparar no puede ser. Sin duda es una tarta diferente, original y que habrá que probar.

    Besines

    ResponderEliminar
  2. Adoro cheesecake e por acaso de abacate nunca fiz, mas sendo um fruto que adoro tenho a certeza que ia gostar
    Ficou lindo e com um aspecto divino
    bjs

    ResponderEliminar
  3. Me parece una combinación muy original, pero que tiene que estar deliciosa! Es verdad, además, que la receta no parece complicada y el resultado la verdad es que se ve espectacular, te ha quedado precioso!

    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  4. Oli, que tarta más original!!Es la primera vez que veo con aguacate..Debe tener una textura muy suave, no?
    Besos corasonnn

    ResponderEliminar
  5. Hola! qué pinta más buena y qué combinación más curiosa!! muchas gracias por la receta! besis

    ResponderEliminar
  6. Madre mía que buena. Tiene una pinta fantástica y las fotos maravillosas.
    Estamos celebrando un sorteo fantástico en el blog. 21 litros de AOVE. Pásate y participa.
    http://cocinandoconlaschachas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Fantástica! la receta es genial! estamos en onda queridos míos! un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Preciosidad de pastel, qué original y requeteapetecible!!!

    ResponderEliminar
  9. Fantástica tarta, las de queso son las mejores y más con esa mezcla tan apetitosa.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  10. Se hace la boca agua...qué delicia, el aguacate me encanta en dulce. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  11. Nunca se me hubiera ocurrido hacer un cheesecake de aguacate! Qué original! Seguro que debe estar delicioso.
    besos

    ResponderEliminar
  12. Un postre muy original, me parece que la cremosidad natural del aguacate funciona de maravilla en una tarta de este tipo. Me ha encantado la receta, el resultado se ve delicioso.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Nosotras también somos muy amantes de las tartas de queso y con esto del aguacate nos has dejado con la boca abierta, que original!! sabiamos del uso del aguacate en algunos postres, pero en una tarta de queso nunca se nos hubiera ocurrido, asi que sin duda esta tambien es la nuestra!! jajaja tiene que estar riquísima!!
    besitos
    cuantomasdulcemejor.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué blog tan cuqui! De aquí no me voy ya, jajajaja.

    Soy adicto a las tartas de queso y me encanta tu versión. Me la apunto para cuando me dé algún "cheesecake-ataque", jajajaja.

    Un abrazote desde el blog lemonsieurcitron.blogspot.com.es

    Monsieur Citron.

    ResponderEliminar