23 de noviembre de 2015

Desde hoy voy a comer sano.

Hola a todos, sé que hace un lustro que no escribo, no publico nada pero tenía la necesidad de compartir con vosotros todo lo que he leído, aprendido y probado a lo largo de este año. Y como dice el título de este post he decidido que en mi casa se coma sano. A veces pensamos que estamos comiendo bien, pero hay muchos alimentos que son nocivos y tóxicos para nuestro organismo y que nos roban las energías, que nos hacen sentir constantemente cansados, que nos restan alegría en nuestro día a día. Pues todo esto son señales que nuestro cuerpo nos manda, señales que te avisan de que algo no va bien, de que algo estás haciendo mal y que necesitas mejorar.

Bueno comenzaré con mi experiencia (tampoco os quiero aburrir) porque he de deciros que poco a poco me he introducido en el vegetarianismo y a día de hoy estoy absolutamente enamorada de esta forma de comer, de esta forma de alimentarme llena de vida y de color. Reconozco que siempre he sido una persona muy vital y positiva pero en los últimos años me he sentido tan cansada, tan mentalmente mermada que era como si hubiera perdido una parte de mi persona, de lo que yo era, de esa vitalidad que me caracterizaba.

Pues bien, un día por prescripción médica dejamos de consumir la carne de pollo en casa, de ahí pasé a dejar totalmente todo tipo de carne, y a incorporar más legumbres y más verduras a mi dieta; pero he de confesaros que cuando decides dejar ciertos alimentos te sientes perdido no sabes qué vas a comer. Por otro lado mi marido que estaba muy informado me decía "preciosa no compres esto que tiene el E-250, no compres lo otro y lo de más alla" y yo le contestaba: "Bueno ¿y que co..... comemos?". Vamos que estaba desesperada, hasta que poco a poco se va haciendo la luz y lo vas viendo cada vez más claro y más fácil, empiezas a veganizar recetas, probando de aquí y de allí y "Taaaa Chaaannn" se produce el milagro y haces el cambio.

Bueno hoy no os voy a torturar más y os voy a hacer un resumen de lo que he dejado de comer y que en casa prácticamente todos hacemos. (A los niños les permito ciertas licencias sobre todo para la merienda del cole):

  1. La carne y el embutido.
  2. Los refinados como el azúcar y la harina blanca. (Lo mejor es no comprarlos y que no estén en tu despensa).
  3. La leche y sus derivados (A veces tomo algo de queso de cabra ecológico o un poco de parmesano para hacer salsa al pesto).
  4. Galletas y bollería industrial que contienen harinas y azucares refinados y aceites hidrogenados.
  5. Alimentos precocinados.
  6. Alimentos fritos.
  7. Bebidas carbonatadas tipo cola y zumos industriales.
  8. El alcohol (Aunque según la doctora Odile Fernández una copa de tinto ecológico es buena por el Resveratrol que  que tiene, así que el sábado me tomo una copita con mi amor).
  9. El café. (Pensé que sería un imposible para mí porque me ha gustado desde pequeña pero tras unos 20 días de"mono" lo he dejado y mi estómago lo ha notado).
  10. El trigo. (Utilizo en su lugar harina de espelta integral, de avena o centeno, porque el trigo se encuentra tan modificado genéticamente que nuestro organismo no lo reconoce como alimento).

Bueno veréis que no es tan difícil, sobre todo cuando empiezas a notar resultados positivos en tu cuerpo, a partir de ese momento tu motivación mejora y se fortalece tu voluntad para seguir por este camino.

Un ejemplo, a día de hoy mi bebida favorita es el licuado de la foto, no lo cambio por ningún refresco, me sienta tan bien, me aporta tanta energía y está tan sumamente delicioso. El de la foto está hecho en la licuadora y la receta es:

Ingredientes:
  • Piña.
  • Pepino.
  • Espinacas.
  • Apio.
  • Limón.
  • Jenjibre.
Al principio os puede saber mucho a verduras por lo que recomiendo añadir un poco más de fruta para que os resulte más dulce (manzanas o uvas, mandarinas, etc). Es importante mezclar fruta con verdura porque la licuadora elimina la fibra de la fruta, por eso, para que no nos suba el índice glucémico en sangre  debemos incorporar la verdura.
Modo de empleo:
Todo a la licuadora y listo. Eso sí, bébelo a sorbitos pequeños saboreándolo.

Para los que me queráis seguir por Instagram me podéis buscar por :OLIMPIA_AMORYCANELA

1 comentario:

  1. Bienvenida de nuevo, es un placer poder tener otra vez noticia de tus recetas. Por lo que veo no he sido la única que ha sufrido un paréntesis en su blog, que ha comenzado a leer cosas sobre otras formas de alimentarse y que se ha propuesto comer mejor. :)

    Yo hace unos dos años también comencé a cambiar mi dieta por motivos de salud y, aunque no he conseguido desterrar la carne ni el pescado, el principal cambio que llevé a cabo fue aumentar de manera considerable el consumo de legumbres y verduras. Lo comentaba hace poco por mi blog y hoy debo confesar que creo que fue un acierto.

    Estoy de acuerdo cuando dices que hay alimentos que nos restan energía y que cuando decides cambiar tus hábitos te sientes un poco perdida. Para buscar nuevas opciones a mí también me gusta veganizar recetas y lamento que el blog Veganiza al Chef parara su actividad porque me resultaba motivador y muy inspiradoras sus propuestas.

    Mencionas a la doctora Odile... yo también la sigo y la lectura de su libro Mis recetas anticáncer. Alimentación y vida anticáncer ha sido de gran interés para mí.

    Me anoto la receta de tu bebida favorita para prepararla algún día porque quiero ir probando batidos verdes, que son una asignatura que tengo pendiente.

    ¡Lo saborearé a tu salud! ¡Buen día!

    ResponderEliminar